Home / Noticias / Los republicanos autorizarán la venta de silenciadores de armas en EE.UU.

Los republicanos autorizarán la venta de silenciadores de armas en EE.UU.

La casualidad ha querido que la matanza de Las Vegas haya irrumpido con toda su crudeza cuando los republicanos se disponían a aprobar una polémica ley de fin de la restricción a la compra de silenciadores de armas en la Cámara de Representantes.
Aunque, bien mirado, la coincidencia no es tanta. La mayoría en el Congreso también estaba a punto de hacerlo cuando uno de sus principales referentes, su representante Steve Scalise, fue tiroteado casi hasta la muerte por un radical izquierdista el pasado 14 de junio en Alexandria (Virginia). Felizmente, el congresista pudo recuperarse, hasta reaparecer hace unos días ante sus compañeros, en una emotiva sesión. Al igual que entonces, este martes, tras el tiroteo de Las Vegas, los republicanos decidieron demorar la tramitación de la nueva norma, que se votaba esta semana en la Cámara, pero no renuncian a su contenido.

El impacto del último tiroteo, además de añadir una cicatriz a la piel de un país condenado a las consentidas armas de fuego, ha reabierto un debate casi eterno. En medio de un sepulcral silencio de Donald Trump al que EE.UU. no está acostumbrado, antes de que el presidente viaje mañana al lugar de la masacre, los republicanos se defendían de las críticas de Hillary Clinton contra la llamada Hearing Protection Act (Ley de Protección de la Audición), de la que había alertado por «favorecer a los autores de las matanzas». Los demócratas exigen su retirada definitiva.

Pero, en sintonía con la Casa Blanca, el presidente del Congreso, Paul Ryan, ha decidido dejar pasar un tiempo para retomar su aprobación. Cuando ocurra, Trump afrontará otra encrucijada. Tras haber hecho de la protección de la Segunda Enmienda (derecho a portar y usar armas de fuego) una de sus proclamas electorales, se da por hecho que firmará la ley de los silenciadores, como aseguró recientemente su hijo, Donald Trump Jr.

La amenaza de rebelión de sus seguidores también le estrecha el margen. Pero al presidente, obligado a liderar un país cuya mitad exige restricciones a las armas y que sufre con frecuencia el zarpazo de pistoleros, la polémica no le resultará un camino de rosas.La ley promovida por el congresista republicano Jeff Duncan contempla suprimir casi todas las restricciones a la compra de silenciadores de todas las armas de fuego y reducir el nivel de ruido por debajo de los actuales 140 decibelios que atenúan los 165 que, de media, causan los disparos.

La norma suprimirá el pago de 200 dólares previos a la adquisición del arma, la obligación de los vendedores de exigir la huella digital y fotografiar al comprador y la comprobación de sus antecedentes a cargo del Gobierno Federal, que habitualmente demora la obtención del silenciador entre nueve a doce meses.

Menos ventas este año

Los defensores de la norma sostienen que reducirá el daño físico que sufre la audición de los cazadores y que se ha limitado a una reducción parcial la exigencia del principal lobby, la Asociación Nacional del Rifle, que demandaba silenciadores capaces de eliminar el ruido al cien por cien.
La llegada de la ley al Congreso ha coincidido con una reducción del 10% de la venta de armas de fuego en lo que va de año y, con ella, una disminución del suculento negocio de los fabricantes y vendedores en un país con tantas armas como habitantes, más de 300 millones. Aunque la estimación exacta es imposible, dada la inexistencia de un registro federal.

Para los detractores de la ley, el fomento de los silenciadores afectará de lleno a la seguridad de los estadounidenses, al hacer más difícil la labor policial de reaccionar ante los tiroteos. Muchos expertos recuerdan que la primera prohibición de los silenciadores se produjo en los años 30, precisamente por facilitar la acción de los gansters.

Facebook Comments

About Galo Baird

Check Also

Autor de ataque de Las Vegas era multimillonario 

El autor del tiroteo de Las Vegas, Stephen Craig Paddock, era un multimillonario que hizo …